parallax background

Mauro Saravia: “El lehendakari Agirre fue un hombre de estado “

30 junio, 2016
diarios767
Recordamos en twitter el día a día de José Antonio Agirre en primera persona a través de su diario.
1 junio, 2016
mauro-y-lehendakari
Exposición “Retratos de lo que somos”
30 junio, 2016

Entrevista: Mauro Saravia

Enmarcado en los actos organizados para conmemorar el 80 aniversario de la elección de José Antonio Agirre como primer lehendakari del Gobierno Vasco, entre los días 14 y 19 de junio se pudo disfrutar en la calle Ercilla de Bilbao de “Retratos de lo que somos”, una exposición que unía pasado y presente de la mano del fotógrafo chileno y biznieto de exiliados vascos y catalanes, Mauro Saravia.

La obra estaba compuesta de 14 fotografías que retrataban imágenes cotidianas del Bilbao y alrededores en tiempos de la Guerra Civil pero actualizadas, con un formato de 1,5x1 metros. En la siguiente entrevista, el propio autor nos cuenta tanto el objetivo de la exposición como su motivación personal para recoger en imágenes testimonios de la historia de Euskadi.

A1L: ¿Dónde nace tu interés por la memoria histórica de los vascos?

Mauro Saravia: Mi interés nace por mis orígenes y crece según voy investigando. Desciendo de exiliados y creo que es imprescindible conocer el pasado para poder situarnos en el presente, incluso en el plano personal. Todas las historias contadas por la familia, muchas hoy las pude comprender e hilar, ya que muchos de los que marchaban comenzaban de cero en otros países y no hablaban mucho de lo que habían dejado atrás.

Antes incluso de la exposición “Retratos de lo que somos” ya hiciste una muestra fotográfica de gudaris y milicianos de la Guerra Civil...

Sí, se llamaba “Azken Batailoia”. Es una retrospectiva fotográfica, que retrataba a los últimos gudaris y milicianos vivos del Euzko Gudarostea. Este trabajo lo realicé gracias al apoyo de las Juntas Generales de Bizkaia y de la Asociación Memorialista Intxorta 1937 Kultur Elkartea. Con ellos aprendí mucho, los testimonios vivos de las personas que estuvieron en primera línea son un ejemplo de superación y lucha por la democracia.

 
 

¿Qué te inspira la figura de José Antonio Agirre, del primer lehendakari?

Más que inspiración es admiración, sobre todo la capacidad que tuvo para velar de la pluralidad de fuerzas políticas en defensa de la democracia. Creo que fue con todas las letras “un hombre de estado”. Como anécdota me he dado cuenta de que en casi todos los pueblos hay una calle con su nombre, creo que eso es demostrativo de que la figura del lehendakari se ha mantenido viva en el imaginario colectivo hasta nuestros días.

A través de tu familia, ¿tuviste referencias sobre lo que supuso para los vascos el lehendakari Agirre?

Sí. A mi familia en general, pero sobre todo a mi padre, le he oído hablar de aquella visita que el lehendakari José Antonio Agirre hizo a Chile (a él se lo contó su padre). Lo describían como un caballero y un político cercano.

¿Cuándo y por qué decides venir a Euskadi?

Mi mujer es euskaldun y decidimos tener a nuestra hija aquí, luego me fui integrando y de momento hemos pensado establecernos aquí.

Esa dualidad de ser chileno pero tener raíces vascas, ¿te permite afrontar este trabajo tanto desde dentro como fuera, con una mirada objetiva pero, a la vez, subjetiva?

Sí, pero para ser sincero tengo que decir que es algo más subjetiva, lo que pasa es que no es la misma subjetivad que pueda tener un ciudadano de Euskadi. Mi visión está condicionada por el país donde nací y lo que he vivido hasta hoy. Me pasa en todos los trabajos que afronto, siempre es una interpretación personal fruto de una búsqueda interna y de los hallazgos de las investigaciones que voy realizando para poder desarrollar mi trabajo.

Hablemos de la exposición “Retratos de lo que somos”, ¿de dónde partes para hacer este trabajo? ¿Cuáles son sus características?

Parto de unos registros fotográficos históricos, son fotografías realizadas por diferentes personas, con diferentes cámaras y objetivos en diferentes momentos. Por lo cual identifico el lugar desde el que están hechas y a la vez, investigo todo lo que pueda acerca del acontecimiento. También indago acerca de la tecnología y las cámaras del momento pensando en el año de 1936 y 1937 para poder reconstruir de forma fidedigna el entorno de la fotografía. A partir de aquí, introduzco mi interpretación, el hoy y el ahora. Así he conseguido unir en una única fotografía el pasado y el presente de Euskadi.

 
 

¿Qué presencia tiene en la obra el Lehendakari Agirre?

Es el contexto y el hilo conductor del trabajo. En algunas imágenes está él, en otras su huella y en las siguientes el entorno y la sociedad del momento en el que nació y trabajo el primer gobierno vasco para conseguir la sociedad vasca que actualmente conocemos.

Fue un gobierno liderado por un lehendakari alabado por sus valores, los cuales siguen vigentes hoy tanto como hace 80 años. ¿Cuál de ellos destacarías?

Por encima de la identidad, el humanismo, el desarrollo, la justicia o la innovación, en 2016 destacaría el de la Solidaridad. La Solidaridad, el Compromiso y el Dialogo son mas necesarios que nunca para avanzar como sociedad. Como lehendakari de un pueblo que una vez tuvo que emigrar y buscar la solidaridad de terceros, José Antonio Agirre fue siempre sensible a las necesidades de los emigrantes. Viendo lo que está ocurriendo actualmente en el mundo creo que sus palabras siguen más vigentes que nunca.

 
 

¿Qué obra te ha gustado más trabajar y cuál ha tenido mayor dificultad?

La del puente colgante y la niña del puerto que embarca hacia otro país, concretamente, son con las que más me he identificado, sobre todo teniendo en cuenta mi historia familiar, pero la del Lehendakari en el Hotel Carlton (antigua sede del Gobierno Vasco) me gusta mucho como imagen fotográfica.

Las dificultades las he tenido que afrontar en cada fotografía, porque primero fue necesario encontrar el lugar de la imagen, fotografiarlas desde el mismo punto de vista y luego editarlas. Han sido horas interminables en el trabajo de procesado y revelado.